TORTILLA DE PATATAS (SIN HUEVO)

Generalmente, a todos nos chiflaba la tortilla de nuestras madres o abuelas cuando éramos niños, ¿verdad? Pues una de las cosas que más me costó cuando decidí eliminar a los animales de mi plato fue "evitar" la tortilla de mi mami. Creo que fue porque de alguna manera, la comida te vincula a momentos especiales, como la infancia. 


En realidad yo no sabía, hasta hace relativamente poco, que existía otra manera de hacer la tortilla sin huevo y sin ingredientes raros. La harina de garbanzo es el tipo de harina que lleva y se usa tradicionalmente en el sur para hacer las tortillitas de camarones y otras clases de frituras. No os preocupéis, que la tortilla no va a saber a garbanzos, que parece que os estoy viendo las caras jajaja.

Como en la tortilla tradicional, la preparación y los ingredientes son sencillos. Lo que hay es que cogerle el punto que más le guste a cada uno. Hay personas que le echan un chorrito de bebida vegetal o que cuecen las patatas para que sea más ligera. Otras eliminan el ajo (para mí debe estar).

Como en mi día a día no suele haber fritos, con la tortilla me doy ese capricho y frío las patatas. Esta es la receta que os pongo hoy. Los ingredientes y proporciones no tienen que ser exactos, van un poco a ojo:



INGREDIENTES (2-3 personas):

  • 500 g  de patatas 
  • 1/2 cebolla 
  • 2 dientes de ajo
  • AOVE (Aceite de Oliva Virgen Extra)
  • Harina de garbanzo (10 cucharadas aprox)
  • Agua (20 cucharadas aprox de agua para diluir la harina)
  • Sal

Utensilios:

  • Una sartén de unos 20-24 cm de diámetro (para que sea fácil darle la vuelta)
  • Un bol mediano
  • Un plato de un diámetro un poco mayor que la sartén


PREPARACIÓN:

1. Pela y corta las patatas en dados o trozos regulares. Échales sal.

2. Pela y pica el ajo y la cebolla

3. Fríe las patatas, el ajo y la cebolla en AOVE caliente

4. En un bol, echa la harina de garbanzo y 12 cucharadas de agua (la mitad). Cuando tenga la consistencia de papilla, agrega el resto del agua y remueve. Así evitarás la formación de grumos. La consistencia debe ser similar a del huevo. A mí me sale un vaso (25cl) de mezcla. Echa una pizca de sal.



5. Agrega las patatas ya fritas con la ayuda de una espumadera al bol con la harina de garbanzos y el agua. Mezcla.

6. Quita el aceite de la sartén dejando solo dos cucharadas y agrega la mezcla de patatas y harina del bol. Deja cocer a fuego medio un par de minutos (guíate por el olfato).

7. Con la ayuda de un plato, dale la vuelta y cuece por el otro lado (¡no te quemes!).

8. Saca la tortilla y déjala en un plato que repose 5 m.





Si haces la receta me encantará saberlo. Déjanos un comentario o sube una fotito a tu red social. Estamos en:  PinterestFacebookTwitter e Instagram.



¿Tienes alguna duda sobre la receta?  Escríbeme: cronicasherbivoras@gmail.com



Comentarios

  1. Gracias por la receta, necesariamente tiene wue ser de harina de garbanzo o puede ser también con harina de trigo, saludos desde Perú

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Leo: La harina de garbanzos al mezclarse con el agua resulta en una especie de papilla viscosa o pegajosa. La harina de trigo creo que quedaría más como una masa, pero esto es una suposición mía. Si lo pruebas, dímelo a ver cómo te ha quedado pero posiblemente tengas que variar la cantidad.

      ¡Un saludo a Perú!

      Eliminar
  2. Se puede remplazar la harina de garbanzo por harina de trigo?

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares